Instagram destrona a Twitter ofreciendo un valor añadido a las estrategias

Instagram destrona a Twitter ofreciendo un valor añadido a las estrategias

Desde 2015, Twitter ha sufrido un descenso muy elevado de usuarios acompañado de un mayor número de cuentas inactivas, acción que ha obligado a las marcas a replantarse cómo redirigir sus estrategias e inversión publicitaria con el fin de encontrar el impacto útil que realmente necesitan. Pero, ¿Qué es exactamente lo que está sucediendo?

 

Fue en 2010 cuando se activó Instagram alcanzando ya los 400 millones de usuarios frente a los 320 que tiene Twitter. Tres cuartas partes de sus seguidores comparten una media de 80 millones de imágenes al día generando, a su vez, unos 3500 millones de “likes”.

 

Una de las ventajas que los propios usuarios destacan es la creatividad que ha permitido desarrollar Instagram. Se trata de un espacio para compartir imágenes que primero fue empleado por los usuarios, permitiendo realizar instantáneas en cualquier lugar añadiendo una pequeña y útil característica: los filtros. Fueron ellos quienes comenzaron su uso y por tanto, la migración hacia el nuevo site.

 

A pesar de la facilidad en cuanto a funcionalidad, posteriormente comenzó el turno de las marcas. Su llegada permitió encontrarse con determinados públicos que, en sus inicios, eran jóvenes y, posteriormente, ha evolucionado y ampliado los rangos de edad. Las organizaciones aprovecharon un escenario donde poder mostrar de forma muy fácil todos y cada uno de sus productos contando con una ventaja: saber que sus seguidores están conectados de forma constante.

 

Instagram es una plataforma que directamente se ha convertido en un reclamo comercial al permitir renovar las marcas, ejercitar la creatividad día a día y fomentar acciones que finalmente tiene un efecto. A su vez, la publicidad les ha permitido asegurarse el impacto útil además de la inclusión del vídeo, ofreciendo muchas opciones a nivel corporativo.

 

Sin embargo, ¿Por qué Twitter no fue capaz de adaptarse o simplemente se ha quedado atrás aun teniendo características similares? Una de las razones ha podido ser no saber exactamente cuáles eran las necesidades reales de sus usuarios. Se trata de una estrategia de marketing similar a cualquier negocio: aunque sea difícil, saber qué es lo que demanda tu público es la base para poder mantener cualquier empresa. Por ello, haber evolucionado junto con los requerimientos de los clientes sólo es posible investigando, realizando muchas encuestas y conociendo de cerca todas sus inquietudes.

 

A nivel empresarial, uno de los usos estrellas de Twitter ha sido la retransmisión de eventos. Ofrecer más alternativas para este tipo de públicos quizás hubiera sido la clave para poder compensar esta huida, ofreciendo un valor añadido para los que sí se encuentran ya en la misma.

 

En el ámbito empresarial, a día de hoy, puede que sea necesario un replanteamiento de dónde está nuestro público y hacia qué redes promover nuestra publicidad, inversión y esfuerzo.

 

Descubre más contenidos interesantes aquí y síguenos en FacebookTwitterPinterest y Linkedin. También puedes suscribirte a nuestro canal de Youtube desde aquí.

Fuente: Gary Vaynerchuk El Economista