Ruedas de prensa. No convoques nada sin mirar antes esto

rueda_prensa
La pertinencia o no de convocar a los medios de comunicación para dar a conocer alguna información depende, en primer lugar, de la calidad e importancia de los datos o actividad a difundir. Esto último no implica necesariamente que sean cosas muy relevantes, sino que, en la mayoría de las ocasiones, el éxito puede venir más asegurado por la originalidad de lo que se vaya a presentar.

Antes de emplazar a los medios de comunicación, hay que analizar muy bien todos estos aspectos, ya que de ello dependerá la utilidad o no de la convocatoria.

Otras circunstancias que hay que tener muy en cuenta es la hora y el lugar en la que llevar a cabo la convocatoria. Si finalmente se decide hacer una rueda de prensa porque tenemos una información atractiva, hay que valorar la hora (lo más propicio es la mañana) y el lugar (no debe estar muy alejado del centro de la ciudad porque dificultará el traslado de los periodistas y puede ser un factor en contra por la pérdida de tiempo en los desplazamientos).

En cuanto a la rueda de prensa, debe ser lo más amena posible, huyendo de los discursos largos, monótonos y leídos así como de un número excesivo de ponentes (no deben sobrepasar nunca las 3 personas).

Si además de todo esto puedes introducir algo original, como un ágape para los asistentes o un lugar distinto, la convocatoria a los medios puede acercarse más al éxito.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+