Eduardo Sacó nuestra vena más solidaria

Ideanto y Bucodente lanzan acción

Muchas veces las buenas ideas surgen fruto de un comentario, de una casualidad, o simplemente porque tenían que pasar así.

 

A principios de febrero, Málaga se revolucionó con la campaña de La Sonrisa del Vena que llevamos a cabo entre Bucodente e Ideanto. Eduardo Chamorro, más conocido como el Vena, es un personaje que lleva décadas por el centro de Málaga cantando a cambio de la voluntad. Cantinero de Cuba o Enamorado de ti son tan emblemáticos entre su repertorio como la vena del cuello que se le hincha al cantar mientras muestra una boca sin un solo diente.

 

Fruto de ese ir y venir, Eduardo se cruzó muchas veces con personas del equipo de Ideanto que alguna que otra vez le echaban una mano con algo de comida o un ratillo de charla. Y precisamente en una de esas charlas, pero en la agencia, surgió la idea de Paloma: ¿y si le decimos a Bucodente si puede arreglarle la boca?

 

Como era tarea complicada convencer a un cliente de que hiciese semejante inversión (poner implantes en una boca entera), decidimos involucrarnos en la acción de RSE (Responsabilidad Social Empresarial) y proponerle crear una web que contase todo el proceso y documentarlo con varios vídeos. La gente conocería la acción que se iba a desarrollar, Eduardo podría tener dentadura, y nosotros, como agencia que apuesta por la Responsabilidad Social Empresarial, nos pondríamos a trabajar y dedicar muchos recursos para que todo saliera bien.

 

Una vez que Luis Arjona y su equipo de Bucodente dieron el visto bueno, quedaba encontrar a Eduardo por el centro y proponérselo. A los pocos días dimos con él y aceptó encantado, poniéndole una cita para que le hicieran la primera revisión. Él no tiene móvil, así que tocaba confiar en que lo recordase, y lo cierto es que siempre cumplió cada vez que quedamos con él.

 

Las primera exploraciones mostraron que había problemas con el hueso, lo que por desgracia hacía inviables los implantes, y que obligó a optar por una dentadura acrílica. Una solución que no era la que todos deseábamos, pero que sin duda era también una solución para que pudiese comer mejor y tener una bonita sonrisa nuevamente.

 

Con paciencia y el paso de las semanas se fueron haciendo las últimas pruebas, se grabaron los vídeos de todo el proceso, se le entregó su dentadura y se calendarizaron todas las revisiones para 2017, ya que la idea es estar con Eduardo en todo lo que le haga falta y hacerle el lógico seguimiento.

 

Y como no podía ser de otra manera, la sonrisa del Vena fue sensación y en apenas dos semanas en febrero más de 260.000 personas conocieron la acción, que se basó en la comunicación a través de redes sociales, y una landing page con los vídeos del proceso y del cambio que tuvieron en todos los canales más de 120.000 reproducciones. Además, cientos de comentarios se centraron en los positivo de ayudar, y sólo algunos criticaron que era marketing, a lo que nosotros respondemos que ojalá todo el mundo se dedique a hacer ‘marketing’ y echar una mano. Sobre todo porque tanto Bucodente como Ideanto llevamos años desarrollando acciones de RSE y seguiremos haciéndolo.

 

Ahora toca que Eduardo tenga paciencia y se acople a su nueva dentadura y no falte a las revisiones. Y por supuesto, si os lo encontráis y os canta en algún bar, devolvedle la sonrisa y no olvidéis darle algunas monedas, que de verdad que es muy buena persona.

 

Sólo nos queda agradecer a Bucodente el valor y la de dedicación al apostar por esta acción, y desde Ideanto prometemos seguir dedicando esfuerzos a echar una mano con nuestra línea de RSE.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+