Diez consejos para comunicar bien

dircurso_ideanto

Muchas veces personas que tienen excelentes dotes comunicativas en círculos sociales no son tan efectivas en entornos laborales o de negocios. En general, todo el mundo puede mejorar su capacidad para comunicarse. Si piensas que a veces tu mensaje no llega claro a todo el mundo,  que no es entendido efectivamente o que te cuesta contactar, puedes seguir estos pasos para mejorar tus dotes comunicativas.

1. Ten las ideas muy claras antes de comenzar a hablar: los mensajes deben ser claros y concisos.

2. Debes conocer a la audiencia a la que te diriges. Si te comunicas con un cliente tienes que entender lo que buscan o si vas a una entrevista de trabajo, serás más efectivo si entiendes más sobre la compañía con la que vas a hacer la entrevista.

3. Una vez que entiendes a tu audiencia, asegúrate de que tu mensaje conecta con sus necesidades. Además usa un lenguaje adaptado a la audiencia a la que te diriges, no utilices la jerga de tu industria no todos tienen conocimientos en tu sector.

4. Lo positivo es importante. Cuando escribas y sea posible céntrate en lo positivo. Esto ayudará a crear un ambiente agradable en la comunicación. Esto quiere decir elegir un lenguaje determinado que evite palabras negativas.

5. Admite los errores. Si te equivocas en algo, no pasa nada, todo el mundo comete errores. Rectifica y pide perdón, muchas veces cometemos fallos tontos por estar nerviosos.

6. Escucha y haz preguntas. Una de las facetas de la comunicación más descuidadas es la escucha. La escucha efectiva puede ayudar a aprender más sobre tu audiencia, como compartir tu mensaje y como responder a su mensaje.

7. La comunicación verbal y no verbal son igual de importantes. Si controlamos la comunicación verbal, pero no controlamos la no verbal, es decir, nuestros gestos, podemos estar contradiciendo nuestro mensaje y por tanto siendo incoherentes con el mismo.

8. Relájate. Piensa que eres tú quien tienes la información, la experiencia y las respuestas y que expresarlas con naturalidad, como lo haces con tus amigos o con la familia, es la mejor forma de manejar la situación.

9. Si no te acuerdas de algo o no sabes qué responder, no te pongas nervioso, respira y tomate tu tiempo. Muchas veces si te tomas un par de segundos para contestar te dará tiempo para reaccionar y recordar.

10. Tienes que ser cordial y cooperar con la audiencia, pero por muy bien que vaya todo no debes bajar la guardia. La falta de concentración puede hacer que se comentan errores graves o al menos que dejemos de contar cosas importantes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+